Oda al lavavajillas

El lavavajillas es uno de esos inventos sin los que puedes vivir, pero que nunca viene mal tener. Nos libra de un trabajo engorroso, pero si eres de los que solía fregar todas las noches después de cenar, también crea un vacío. ¿Qué hacer con ese tiempo ganado?

Pues un blog.

Anuncios

9 pensamientos en “Oda al lavavajillas

  1. Ahora me he acordado de tu nuevo blog. Una hora fregando y secando con guantes de látex porque la caldera se ha vuelto a joder. Mojarte no te mojas pero el frío del agua se siente igual. Una actividad apasionante para después del trabajo, y ahora a hacer la comida de mañana y manchar las sartenes que acabo de fregar 😥
    Y yo que pensaba que el lavavajillas era innecesario si no era para una familia entera…

  2. Vale, vale, si voy a estar en tu lista de amigos frikis, más vale que salga de mi escondite y salude…
    Bienvenido al mundo de los blogs, se esperan grandes cosas de ti, tanto darme la lata con que abriera yo uno, más vale que el tuyo sea interesante :p

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s