Wonders of the Universe

Como Wonders of the Solar System me gustó mucho, me puse a ver del tirón su continuación, Wonders of the Universe. Con sólo 4 episodios, esta serie me ha gustado menos que la primera. Creo que la razón es que se tratan temas más abstractos como la flecha del tiempo, la entropía, o la gravedad. Esto hace los episodios más lentos, y me parece que desarrollan pocas ideas para lo que duran.

La excepción que confirma la regla es el 2º episodio, que trata sobre la vida en el universo. En él, Brian Cox explica cómo se crean los elementos que forman el universo. Os pongo aquí la primera parte de esta clase magistral, a ver qué os parece.

Como véis, las estrellas son las fábricas de elementos del universo. Los elementos más pesados se crean en las últimas fases de vida de la estrella, llegando hasta el hierro si la estrella tiene unas 8 veces más masa que nuestro Sol. Para que se formen elementos aún más pesados se tienen que dar otras condiciones (apunte técnico aquí), que por ejemplo para el caso del oro suponen la implosión de una estrella al menos 9 veces mayor que el Sol. Así que ya sabéis: si tenéis unos pendientes, un anillo u otra cosa de oro, cada uno de esos átomos ha salido de una supernova. ¿A que mola?

Publicado originalmente en https://fregandolosplatos.wordpress.com/ bajo licencia CC BY-NC-SA 3.0

Anuncios

7 pensamientos en “Wonders of the Universe

  1. Es más, tú también habrás salido en buena parte de la misma supernova…
    Y puestos a tener pensamientos inquietantes, creo recordar haber leído que si eliges a un ser humano al azar es prácticamente seguro que en algún momento alguno de sus átomos se encontrará en tu cuerpo.
    Al final todo queda en familia…

  2. De hecho, lo que comentas es muy interesante por una razón.

    Uno de los problemas de la búsqueda de vida extraterrestre es: ¿cómo es posible que en un universo tan grande no haya montones de civilizaciones pululando por él? Y una de las explicaciones posibles es que, sencillamente, nosotros seamos “de los primeros”. El universo tiene unos 12.000 millones de años de edad, mientras que nuestro sol tiene 4.500 millones de años. Es decir, que es relativamente. Es decir, una cifra comparable con la edad del propio universo. Si sumamos a este hecho el saber que hacen falta varios ciclos de vida y muerte de estrellas para producir los elementos necesarios para la vida, eso nos indica que ésta no se podría haber dado mucho antes.

    No sé si me explicado y, si lo he hecho, si es un rollo aburrido. Pero bueno, aquí queda el comentario. xD

    • También puede ser que haya un montón de civilizaciones por ahí pero que estemos demasiado lejos como para encontrarnos. Me gustaría saber si dentro de ¿unos miles? ¿un millón? de años hemos conseguido visitar otros sistemas planetarios, pero me da que me voy a quedar con las ganas :p

  3. Otro factor a considerar es cuál es el tiempo medio de vida de un planeta (con vida)
    Muy posiblemente no seamos más que destellos para la escala de tiempo del universo. Por muy abundantes y frecuentes que sean los destellos haría falta que dos flashes se hubieran disparado a la vez en el mismo lugar del universo…

  4. Bueno, con nuestra única muestra de planeta con vida, el nuestro planeta, parece que ésta surge rápido y dura bastante (a escala de tiempo estelar). Otra cosa es la vida inteligente y sus civilizaciones, ¿pueden alargarse millones de años? No tenemos ninguna referencia para juzgar eso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s