Into the Mist

La primera vez que estuve en Londres me llevé una pequeña decepción: ¡no había niebla! La explicación que me dieron es que la famosa niebla londinense es cosa del pasado, de cuando la ciudad -en plena Revolución Industrial- se llenaba de humo procedente de la quema de carbón. Es decir, que no era fog, sino smog.

Sin embargo, como en toda ciudad a las orillas de un río, de vez en cuando hay niebla normal, como esta que vimos desde Greenwich Park. No se disipó en todo el día, y el Sol no tuvo más remedio que hundirse en ella.

Publicado originalmente en https://fregandolosplatos.wordpress.com/ bajo licencia CC BY-NC-SA 3.0

Anuncios

4 pensamientos en “Into the Mist

  1. El Gran Smog del 52 tuvo bastante que ver con el inicio de los movimientos ecologístas de hecho.

    Esta otra niebla es mucho más bonita, espero que la disfrutaseis

  2. Si lo que querías era ver niebla haberlo dicho y te venías a Tenerife… que vale que tenemos buen tiempo… pero… la zona en la que crecí está siempre con una niebla… a un londinense le dije un día: “mira, aquí tienes niebla, por si la echabas de menos…” ante lo que respondió, en Londres nunca he visto tanta niebla…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s