American Horror Story

Nunca me han gustado las pelis de miedo, no porque no me guste el suspense o la tensión, sino porque en general soy incapaz de meterme en la piel de los personajes, de lo tontos de remate que suelen ser. Normalmente son tipos a los que no se les suele ocurrir llamar a la policía, que en cuanto ven algo raro van a explorar solos y sin encender las luces y, por supuesto, no se van de la casa encantada aunque ya se hayan cargado ahí a la mitad de sus amigos.

Y de eso va precisamente American Horror Story, de una familia que se muda a una casa encantada en Los Ángeles. Con ese argumento nunca me hubiese acercado a esta serie si no fuera por la insistencia de musictvlife, y la verdad es que no me arrepiento en absoluto.

Los dos primeros episodios arrojan al espectador todo tipo de sorpresas, giros, y situaciones aparentemente inexplicables. Mis impresiones tras ver el principio de la serie fueron: 1, que ya se lo podían currar los guionistas para que ese arranque tan fuerte no se quedara en un decepcionante bluff y 2, que con tanto acontecimiento terrible era imposible que los protagonistas aguantasen los 12 capítulos que duraba la temporada.

Sin embargo, a partir del episodio 3 se levanta el pie del acelerador y se empiezan a explicar los misterios que rodean la casa encantada, la verdadera protagonista de la serie. Contra todo pronóstico, poco a poco se explican el 99% de las incógnitas y se cierran casi todos los cabos sueltos, y los personajes llegan -extenuados, eso sí- al final de la temporada.

Sobre si la serie da mucho miedo o no, tengo que decir que me habían recomendado verla de día, pero la verdad es que tampoco es para tanto. Hace poco vi Mientras Duermes y me acojoné bastante más. Eso sí, no faltan sustos (sobre todo en el primer episodio) y hay que tener en cuenta que no se cortan un pelo a la hora de mostrar escenas violentas, desagradables y altamente perturbadoras.

Sobre los típicos defectos de las pelis de miedo que he mencionado al principio, la serie tampoco escapa totalmente de ellos, pero se cuida bastante de presentarnos a los personajes de manera que podamos creernos sus distintas motivaciones hasta que están tan atrapados por la trama como nosotros mismos.

En resumen, una serie muy recomendable y diferente al resto que se ven por ahí. ¿Os atrevéis a verla?

Publicado originalmente en https://fregandolosplatos.wordpress.com/ bajo licencia CC BY-NC-SA 3.0

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s