De Paseo por el Glaciar

Al principio pensé en hacer aquí un resumen detallado del viaje a Islandia, pero cuando me dí cuenta de que eso iba a llevarme demasiado tiempo, decidí en su lugar contar sólo las cosas más impresionantes o más originales. Siguiendo esta idea, hoy os voy a sugerir que si vais a Islandia aprovechéis para daros un paseito por un glaciar.

Era nuestro quinto día de vacaciones y teníamos planeado visitar el Parque Nacional de Skaftafell. Llegamos al centro de visitantes a las 10 menos cuarto y vimos que había tours por el glaciar a las 10 en punto, así que ni cortos ni perezosos fuimos a preguntar si llegábamos a tiempo para apuntarnos.

Nos dijeron que sí, y que no se necesitaba equipamiento especial, sólo una chaqueta impermeable y botas de montaña, que es lo más normal que lleves puesto si estás visitando Islandia. Había varios tours de diferentes dificultades, pero ése era el más corto y sencillo, lo que nos venía bien porque el día anterior había llovido y este lo queríamos aprovechar a tope para visitar muchas cosas.

Nos dieron unos crampones, un piolet, y subimos al minibús que nos llevaría hasta la lengua glaciar Svínafellsjökull, parte del glaciar más grande de europa, Vatnajökull. Sí, vaya nombrecitos, ¿verdad? Si un sitio en Islandia no tiene un nombre impronunciable, ¡sospechad! ¡Puede que no esté en Islandia!

Este es el panorama que veíamos según nos bajábamos del minibús:

No tenía pinta de que pudiésemos pasar por ahí con un calzado normal, así que lo primero que hizo el guía fue enseñarnos a ponernos los crampones.

Minutos después, ya estábamos dando nuestros primeros pasos sobre el hielo. La cosa era bastante fácil, sólo había que evitar caerse en alguna grieta 😛

Paseo por el Glaciar

Es decir, por aquí no:

Nuestro guía, que podéis ver de naranja en la siguiente foto, siempre iba por delante para asegurarse de que el camino era seguro. Todos los días el glaciar era un poco diferente, así que no podía confiarse porque lo que ayer era un camino fácil hoy podía ser más complicado. En cualquier caso, nunca nos pareció difícil, y de hecho con nosotros iba alguna persona bastante mayor que también pudo hacer el tour sin problemas.

La marcha duró más o menos una hora y recorrimos un kilómetro ya que íbamos bastante lentros entre explicaciones sobre el glaciar y las fotos que íbamos haciendo. Llegamos hasta el punto en el que hielo se ponía más empinado, que suponemos se vería en los tours de más dificultad.

Antes de marcharnos, nuestro guía cogió el piolet y nos hizo unos peldaños en el hielo para que nos hiciéramos una foto en medio de una grieta con hielo azul. El tour se llamaba Blue Ice Experiencie, así que parecía que esto del hielo azul era un must. Insistió en que yo me pusiese en la parte de atrás, la misma en la que veis a él en la foto. Reconozco que ahí sí que pasé algo de miedo…

Tras la foto nos dimos la vuelta y volvimos al minibus, no sin antes detenernos a hacer alguna foto más. La verdad es que era una pasada caminar encima de todo ese hielo, que según nos contaron ¡tenía un espesor de casi un kilómetro!

Así que ya sabéis, si vais a Islandia, caminar por un glaciar puede ser una buena alternativa a la típica ruta de senderismo. La empresa con la que estuvimos nosotros se llama Mountain Guides, y buscando un poco podréis encontrar alguna más con diferentes horarios y tours.

Publicado originalmente en https://fregandolosplatos.wordpress.com/ bajo licencia CC BY-NC-SA 3.0

Reikiavik Monumental

Aprovechando que últimamente la actualidad está marcada por huelgas y manifestaciones, voy a hablaros de una cosa que nos encontramos en Reikiavik que está relacionada con las protestas ciudadanas.

Justo delante del parlamento islandés, y sólo a unos metros del ayuntamiento de Reikiavik se puede ver este monumento:

Parece una piedra enorme partida de arriba a abajo, como si le hubiese caído un rayo. ¿Qué será? ¿Una escultura en honor al dios vikingo Thor que quiebra las piedras con un golpe de su martillo? Nada más lejos de la realidad, ¡es un monumento a la desobediencia civil!

¿No os lo creéis? Veamos que pone la placa:

Es un fragmento de la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano. Traduzco:

Cuando el gobierno viola los derechos del pueblo, la insurrección es para el pueblo y para cada parte de él el más sagrado de los derechos y el más indispensable de los deberes

Era nuestro primer día allí, pero enseguida nos dimos cuenta de que estábamos en un país civilizado…

Publicado originalmente en https://fregandolosplatos.wordpress.com/ bajo licencia CC BY-NC-SA 3.0