El albergue de Hvoll y el Skeiðarársandur

Uno de los albergues que más nos gustaron del viaje fue el albergue the Hvoll, un albergue enorme que es una buena base para visitar el Parque Nacional de Skaftafell o los alrededores de Kirkjubæjarklaustur.

albergue_hvoll

Es uno de los albergues más grandes del país, y por tanto uno de los preferidos por grupos grandes de turistas. Estar en su cocina es toda una experiencia, con más de 30 personas de diferentes nacionalidades haciendo o zampando su cena. Como podréis imaginar, el resultado es un poco caótico, aunque gracias a que todo el mundo sigue unas normas básicas al final la cosa funciona muy bien.

Para que veáis un ejemplo del buen ánimo que llevaba la gente, os voy a enseñar el coche de unos austriacos que pernoctaban ahí:

austrians_inside

¿Impresionante, verdad? Como en Islandia hay muchas carreteras sin asfaltar y la lluvia es frecuente, es fácil acabar con “un poco” de barro en el coche. En este caso, el coche estaba en ese punto en el que no sabes si es mejor limpiarlo o sembrar patatas 😛

Otra cosa que llama mucho la atención del sitio es que está en medio de la nada. Esa zona del país está dominada por el Skeiðarársandur, el mayor sandur del mundo y el que da nombre a todos los demás. Un sandur es una planicie formada por los sedimentos provenientes de la fusión de un glaciar, un proceso similar al que crea los deltas de algunos ríos. En Islandia, debajo de los glaciares suele haber volcanes que cuando entran en erupción derriten el hielo que tienen encima, haciéndolo bajar en forma de tromba de agua que arrasa todo lo que pilla. El resultado de todo esto es una zona devastada y en la que la población es evidentemente muy baja. En la siguiente foto podéis ver Skeiðarársandur desde la granja de Sel, en el Parque Nacional de Skaftafell.

granja_sel

Evidentemente, el albergue de Hvoll no está en medio de toda esa arena negra, pero se encuentra justo al borde de ésta. Las vistas son impresionantes.

Skeidararsandur

Como no todo podía ser perfecto, el albergue tiene una pequeña pega. ¡¡No tiene internet! No lo pasamos tan mal como Enjuto Mojamuto, pero porque sólo pasamos dos noches. Otra cosa mala es que aunque este verano lo reservamos desde la página de la cadena de albergues juveniles, parece que ahora mismo ya no pertenece a la red. En cualquier caso, si alguno está interesado se puede seguir reservando a través de otros sitios.

Publicado originalmente en https://fregandolosplatos.wordpress.com/ bajo licencia CC BY-NC-SA 3.0

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s