Black Mirror

Hoy por la noche echan en Cuatro los tres episodios de la miniserie inglesa Black Mirror, del tirón. Creo que no es la mejor forma de emitirla porque a mí me gusta más disfrutar de cada capítulo por separado, y más si son historias completamente diferentes como es el caso. Sea como sea, os recomiendo que veáis esta serie porque es muy buena y diferente a la mayoría de lo que se ve por ahí.

La temática común de los tres episodios es mostrar cómo podrían transformar la sociedad (para mal) los adelantos tecnológicos. Y algunas de las opciones ponen los pelos de punta :S

El primer capítulo parte de una premisa muy original y que te mantiene todo el rato en tensión. Su argumento fue muy polémico, y en gran parte culpable de la gran repercusión que tuvo la miniserie. El segundo es para mí el más flojo de los 3, y también el que plantea un futuro alternativo menos creíble, aunque quién sabe cómo nos irán las cosas. Y el último es, según mi punto de vista, el que muestra una realidad ficticia más inquietante. Su tono y argumento me recuerdan a algún relato de Philip K. Dick.

Una miniserie ideal para ir haciendo tiempo hasta que empiecen las nuevas temporadas de la mayoría de series, ¡no os la perdáis!

Publicado originalmente en https://fregandolosplatos.wordpress.com/ bajo licencia CC BY-NC-SA 3.0

Anuncios

The Time Traveller’s Wife

¿Cuántas veces os ha pasado que intentáis elegir con vuestra pareja qué película ver y a uno le apetece una película rómántica y al otro una de ciencia ficción con viajes en el tiempo, paradojas y una confusa línea temporal? Lo sé, lo sé… montones de veces, ¿verdad?

Afortunadamente, alguien en Hollywood se dió cuenta de esto y se puso a rodar The Time Traveller’s Wife (Más Allá del Tiempo en España), basada en la novela del mismo nombre. En ella, Eric Bana (Troya, Las hermanas Bolena) y Rachel McAdams (The Notebook, Sherlock Holmes) intentan mantener una relación a pesar de la tendencia de él de viajar en el tiempo sin previo aviso.

El resultado es una historia de amor contada de forma diferente y que hace reflexionar sobre algunas cuestiones relacionadas con los viajes en el tiempo, demostrando que no hace falta una historia de tiros y acción para darle vueltas a este tema: lo mismo vale ir al pasado para matar a Sarah Connor que para ligársela 😉

Publicado originalmente en https://fregandolosplatos.wordpress.com/ bajo licencia CC BY-NC-SA 3.0

Marte y más Marte

Con lo que me gustó Marte Rojo, enseguida me puse a leer sus continuaciones, y la verdad es que si tuviera que decir en pocas palabras qué me han parecido, podría resumirlo con esta frase: una de cal y otra de arena. Desafortunadamente para vosotros, esto no es twitter, así que me voy a enrollar un poco más (pero no mucho, ¡no huyáis tan rápido!).

Marte Verde es más o menos como su predecesor, un libro con muchos conceptos de ciencia ficción muy bien desarrollados y una trama con sorpresas y momentos de gran tensión. Sin embargo, Marte Azul, el libro que cierra la triología, me ha decepcionado un poco porque presenta un bajón literario importante. Por un lado, me ha parecido que esta vez los personajes no eran puestos contra las cuerdas como en volúmenes anteriores, lo que le resta bastante emoción a la lectura. Y por si esto fuera poco, en este caso no hay una trama principal clara o una convergencia de acontecimientos como en los anteriores volúmenes, con lo que la sensación que me ha dejado el libro es que es más bien como un epílogo gigante.

Dicho esto, también tengo decir que no me arrepiento en absoluto de haberme leído toda la triología. El autor, Kim Stanley Robinson, se atreve con todo e imagina cómo podrían ser la tecnología, medicina, política o economía del futuro, y aún me tiene dándole vueltas a un montón de cosas que nunca se me habrían ocurrido. Un must read si os gusta la ciencia ficción.

Publicado originalmente en https://fregandolosplatos.wordpress.com/ bajo licencia CC BY-NC-SA 3.0

Misfits, 3ª temporada

Ya he terminado de ver la 3ª temporada de Misfits, y la verdad es que el último episodio les ha quedado redondo. Para disfrutarlo hay que haberse visto las anteriores temporadas, pero creo que me hubiese enterado de casi lo mismo si no hubiese visto los siete capítulos que lo preceden. ¿Y eso? Pues porque echando la vista atrás, uno se da cuenta de que en esta temporada han pasado pocas cosas, aunque de primeras pueda parecer lo contrario.

Esta tercera temporada empezó con la duda de cuánto iba a notar la serie la marcha de Nathan (Robert Sheehan), y la respuesta es que poco. Su puesto ha sido cubierto por Rudy (Joe Gilgun), que hace de un personaje parecido pero con guiones más escatológicos. A mí me gusta menos, pero da el contrapunto cómico que hace que la serie mantenga el mismo tono que en las anteriores temporadas. Así que lo que más temía estaba resuelto, lo que no me esperaba era una bajada general en la calidad de los guiones…

Los episodios han sido bastante variados, repasando algunos de los temas más típicos de la ci-fi. Hasta ahí bien, pero me da la sensación que esta variedad de temas ha servido para tapar cierta falta de ideas. Hemos visto menos desarrollo de personajes, una pena, con lo que molaba ese Barry Simon de la anterior temporada. También he echado en falta esos episodios en los que todos usaban sus poderes, es más, a veces parece que los guionistas se olvidan de ese tema…

En resumen, que me ha gustado menos que la 1ª y la 2ª temporada, pero la serie sigue estando bien y os recomiendo que sigáis con ella, porque se cierran tramas muy importantes que quedaron en el aire. Es más, el final es tan redondo, que casi se podría dejar ahí la serie. Pero claro, ¿cómo vas a cancelar una serie que sigue teniendo éxito?

Publicado originalmente en https://fregandolosplatos.wordpress.com/ bajo licencia CC BY-NC-SA 3.0

Marte Rojo

A pesar de que el tema me atraía, he tardado muchísimo en ponerme con este libro. Es un buen tocho de cienca ficción dura y temía aburrirme como una ostra, pero al final mis miedos han resultado infundados.

Marte Rojo cuenta los primeros años de la colonización de nuestro planeta vecino y, aunque los pasajes dedicados a la geología areología de Marte sí que son un poco áridos (pun intended), la historia me ha parecido fascinante. Aparte de tratar de forma excepcional varios conceptos de ciencia ficción, el libro también profundiza en las relaciones que surjen entre los colonos y todos los cambios políticos que se derivan de las acciones de éstos, con resultados sorprendentes.

Aunque es más o menos autoconclusivo y se puede leer como un todo independiente, hay dos continuaciones llamadas (spoiler xD) Marte Verde y Marte Azul, que yo me voy a poner a leer enseguida porque la cosa promete.

En resumen, un must para todos a los que os guste la ciencia ficción, pero que también es muy recomendable para el resto.

Publicado originalmente en https://fregandolosplatos.wordpress.com/ bajo licencia CC BY-NC-SA 3.0