Endomondo VS Cardio Trainer

A raíz de un comentario en la entrada sobre Cardio Trainer, me fijé en que la aplicación más popular en android para correr es Endomondo, y me puse a probarlo. La verdad es que me ha sorprendido lo diferentes que son los dos programas, cada uno con sus pros y sus contras, así que he decidido compararlos. Tened en cuenta que lo que he probado son las versiones gratuitas de los mismos, aunque creo que las de pago no son muy diferentes.

Nada más abrir Endomondo, lo primero que me llamó la atención es que la interfaz web es mucho más bonita y completa que la de Cardio Trainer. No sólo se pueden ver mejor las estadísticas de cada una de las prácticas, sino que además se pueden buscar rutas, lanzar desafíos… y es que Endomondo tiene su propia red social asociada, donde entre otras cosas puedes ver los logros de tus amigos. Y como con todas las redes sociales, siempre surge la duda de cómo serán tratados los datos de sus usuarios. Por lo que he visto, puedo ver la altura de mis contactos, aunque no su peso (que es recomendable poner para que Endomondo calcule las calorías que has quemado), pero no sé si es porque no lo han introducido o porque ese es un dato sensible que no se comparte… Por supuesto, ambas aplicaciones permiten subir los resultados a Facebook con un solo click, una cosa que se está extendiendo como la espuma. Escuchad lo que os digo: en breve veremos tazas del váter con esa funcionalidad. Pero bueno, no nos dispersemos y sigamos con la comparativa…

Si por el contrario nos fijamos sólo en los datos de cada práctica que muestra cada aplicación en el teléfono, Cardio Trainer es más completo, mostrando muy bien el mapa y el tiempo por km, mientras que si queremos ver esa información en Endomondo, hay que comprar la versión Pro.

La otra cosa que me llamó la atención es que Endomondo es mucho menos configurable. Si con Cardio Trainer puedes elegir cuándo y cómo te va a ir avisando el programa de lo que vas haciendo, en Endomondo puedes elegir que quieres que te avise, pero poco más. Tampoco está integrado con el reproductor de música, con lo que tienes que ir primero al reproductor, poner la lista de reproducción que quieras escuchar, y entonces empezar la práctica. Al menos, cuando el programa avisa de la distancia recorrida y el tiempo, la música se detiene para que puedas entender lo que dicen, y saber así cuánta distancia llevas recorrida.

Además de ser más configurable, Cardio Trainer tiene muchos módulos adicionales con diferentes utilidades o chorradas. Por ejemplo, en acción de gracias de 2010 recuerdo que te podías bajar un “pavo”, que eran como unas 3000 calorías que tenías que quemar.

En fin, por lo que estoy diciendo parece que Cardio Trainer es mucho mejor, ¿verdad? Bueno, creo que, aunque sean diferentes, ambas aplicaciones cumplen bastante bien con su cometido: consiguen trazar con bastante exactitud el recorrido que haces y calculan sus estadísticas para que puedas ver tus progresos (o no). Así que decidirse por una u otra es más bien cuestión de pensar qué nos interesa más: una web más cuidada con red social incluida, o a la posibilidad de poder configurar detalladamente la aplicación y ver mejor las estadísticas en el teléfono. Yo no tengo claro cuál voy a seguir utilizando, pero lo que sí sé es que me seguiré llevando el teléfono cuando salga a correr 😉

Publicado originalmente en https://fregandolosplatos.wordpress.com/ bajo licencia CC BY-NC-SA 3.0

Anuncios

Cardio Trainer

Creo que correr tiene al menos una cosa en común con el café: la primera vez que lo pruebas está asqueroso, pero luego puedes volverte dependiente. La verdad es que cuesta un poco, pero si consigues salir a correr 3-4 veces seguidas se empieza a disfrutar.

A pesar de todo, yo necesito un poco de motivación extra para correr de forma regular, y esa motivación la encontré cuando me hice con un esmarfon. Parece una tontería, pero el simple hecho de tener una aplicación que cada vez que la abro me muestra lo que he corrido en los últimos días y el ritmo que he llevado me pica bastante, ¡no me gusta que mi teléfono me recuerde que soy un vago!

De todas las aplicaciones que hay para estas cosas, escogí Cardio Trainer para Android, que cuando hice el estudio de mercado (hace ya casi un año y medio) parecía la mejor opción gratuita. La gracia del programilla es que va tomando lecturas del GPS según vas haciendo ejercicio, con lo que puede pintar en un mapa el recorrido que has hecho, calcular tu ritmo y las calorías que has quemado… Claro, esto no sólo sirve para correr, sino también si haces bici, senderismo, esquí de fondo o si simplemente andas.

Una de las cosas que más me gusta del programa es que se puede comunicar con el reproductor de música. Simplemente le dices si quieres que te ponga todas las canciones que tienes en el teléfono o sólo una lista de reproducción. Yo, por supuesto, tengo una lista que se llama “correr” con grandes éxitos como Eye Of The Tiger, canción absolutamente imprescindible para estos menesteres.

Otra cosa que mola es que puedes configurar cuando quieres que el programa te avise del ritmo que llevas. Cada km o cada 5 minutos, por ejemplo, la aplicación te avisa (interrumpiendo la música si la hay) del tiempo y la distancia que llevas recorrida o del ritmo que llevas. De todas formas, en esta última versión he notado que el volumen de las notificaciones está un poco bajo y a veces no me termino de enterar…

Como no todo puede ser perfecto, además de esa pega que acabo de mencionar estaría bien que el programa diese información sobre el perfil del recorrido. Es un poco raro que esta información tan fácil de sacar del GPS no esté ni en la versión de pago, que si que cuenta con otras funcionalidades como sincronizarse con un cardiómetro o ir diciendo si estás por debajo o por encima de tus marcas a lo largo de un entrenamiento.

¿Y vosotros? ¿Alguno usa algo parecido? Hace mucho que no investigo y seguramente haya salido alguna aplicación que no conozca y que sea mejor que Cardio Trainer, ¡así que se agradecen sugerencias!

Publicado originalmente en https://fregandolosplatos.wordpress.com/ bajo licencia CC BY-NC-SA 3.0