Cuentos de Dunk y Egg

Para calmar un poco el “mono” de Juego de Tronos después de leerme Danza de Dragones, me he leído las dos primeras novelas cortas de la serie conocida como Cuentos de Dunk y Egg: El Caballero Errante y La Espada Leal. Escritas por el propio George R.R. Martin, estas novelas cuentan las aventuras de un caballero y su escudero en Poniente, unos 90 años antes de los hechos narrados en Juego de Tronos.

Son dos historias que se leen en un par de horas cada una, pero con bastante miga para quienes quieran saber un poco más del universo de Canción de Hielo y Fuego. Como siempre con las historias de Martin, las tramas tienen algún giro sorprendente, y eso que en este caso, si se ha prestado atención a el resto de libros, se podría adivinar qué va a pasar con muchos de los personajes.

Como las aventuras tienen lugar 90 años antes, no se puede esperar que haya muchos personajes comunes con Canción de Hielo y Fuego, pero tenemos la oportunidad de encontrarnos con los progenitores de muchos conocidos, y con otros nombres que más tarde serán leyenda. Sobre todo creo que se hace referencia a ellos en Festín de Cuervos, así que lo mejor es leer estas historias cortas justo después de Tormenta de Espadas.

Además de éstas dos, hay una tercera novela que aún no se ha traducido al español (El Caballero Misterioso) y otra más en preparación. Sí, lo sé, lo sé, este hombre debería dedicarse al 100% a terminar lo que tiene entre manos, pero al menos en este caso gasta el tiempo escribiendo sobre el mismo universo y así tenemos algo con lo que irnos entreteniendo. Por cierto, si la saga “principal” está siendo adaptada para la televisón, estos cuentos están también en cómic, y bastante más fáciles de encontrar que en formato libro. Supongo que en un momento u otro caerán mientras espero a que llegue El Invierno…

Publicado originalmente en https://fregandolosplatos.wordpress.com/ bajo licencia CC BY-NC-SA 3.0

Danza de Dragones

Bueno, ya he vuelto de vacaciones (snif, snif) y una de las cosas que he hecho durante mi retiro es leerme Danza de Dragones, el último libro de la saga Canción de Hielo y Fuego, aka Juego de Tronos. De manera spoiler-free, os cuento qué me ha parecido y os invito a que hagáis lo mismo en los comentarios 😉

Ha sido un placer volver a saber de los personajes después de tanto tiempo, de conocer más detalles sobre el universo en el que tienen lugar estas aventuras, y de ver como Martin es capaz de hacer las tramas más enrevesadas. Vamos, que el libro me ha gustado, no el que más de la saga, ni mucho menos, porque el 3º y el 1º dejaron el listón muy alto, pero sin duda más que el anterior que fue un poco bajón.

El caso es que repasando cosas no sé si he disfrutado porque el libro era realmente bueno o porque tenía el mono de Juego de Tronos y necesitaba una dosis ya. ¿Qué por qué digo esto? Pues porque este hombre tiene unas cosas que son como para darle de comer a parte…

Por ejemplo, uno de mis personajes preferidos sale durante 3-4 capítulos repitiéndose hasta la saciedad, recordando lo que hizo la última vez que supimos de él. A ver, a la 2ª o 3ª vez ya me había hecho a la idea de cómo se sentía, ¿eran realmente necesarios los 30 recordatorios siguientes? Really?

También duele ver cómo le gusta a Martin desperdiciar páginas sin ton ni son. Hay tramas que se ve que no llegan a ninguna parte, y de hecho, en el libro vemos terminar una de ellas con algunos fuegos artificiales, pero con una repercusión nula para la historia principal. Otras siguen, alargándose sin fin. Cuando le conté a mi amigo Félix (que debería hacerse un blog pero no quiere :P) que los capítulos de uno de los personajes molaban, pero que me gustaría que se centrasen en cosas más relevantes para la trama, me lo explicó claramente: Es un documental de Lonely Planet, para que veamos cómo se las gastan en esos sitios.

Pues sí, podríamos decir que hay muchas partes del libro que son más trasfondo que otra cosa, un vehículo del autor para que echemos un vistazo al mundo que ha creado. Y tan grande es este mundo que para no perderme, lo primero que hice fue buscar un buen mapa. Aquí encontré uno con muchísima resolución que además incluye lugares que no salen en los mapas del libro, pero que el autor ha deducido a partir de las descripciones de los mismos. Click para verlo a tamaño gigante:

Al final, como era de esperar, no es que no se cierren tramas, sino que tenemos más personajes y más tramas abiertas que nunca, lo que me hace dudar de si realmente van a bastar otros dos libros para terminar esta partida del juego de tronos. La parte buena es toda la diversión derivada de pensar qué pasará con uno u otro personaje y discutirlo con otros lectores. Ya sin miedo de encontrarme con spoilers, he buceado un poco en la red para ver teorías sobre cómo seguirá la historia, y me he encontrado con dos páginas que no puedo dejar de recomendar. Eso sí, si os habéis leído los libros, que tienen spoilers a mansalva. La primera es la Wiki de Hielo y Fuego, con teorías acerca de los principales misterios que siguen sin resolver, y la segunda es ni más ni menos la Incicopledia, que hace un buen repaso en clave de humor a la saga y a sus personajes principales. Para que nos tomemos todo esto con un poco de cachondeo, ya que a saber cuánto tenemos que esperar hasta leer el próximo libro.

Y es que si entre los dos últimos libros ha habido 6 años de diferencia, va a ser difícil que podamos ver el fin de la serie en menos de 10 años. ¡10! Eso suponiendo que baste con otros dos libros, que ya he dicho que lo dudo. Ante este panorama, hago un llamamiento a todos los fans de la serie: Hagamos el vacío a George R.R Martin. ¿Que va a una convención? Pues que nadie le haga ni caso. ¿Entrevistas? Ninguna, no queremos saber nada que tenga que decir, si quiere comunicarse con nosotros, que saque un libro. ¿La serie de TV? Pues ésta hay que verla religiosamente, que me parece que aunque pierda el tiempo con los guiones son los únicos que le pueden apretar las tuercas para que termine algún día.

¿Cómo lo veis? Yo diría que winter is coming.

Publicado originalmente en https://fregandolosplatos.wordpress.com/ bajo licencia CC BY-NC-SA 3.0

Quien algo quiere, algo le cuesta

Ayer se anunció la fecha exacta del lanzamiento de Danza de Dragones en español, el 5º libro de la saga de Juego de Tronos. Saldrá el 22 de Junio, prácticamente un año más tarde que la edición en inglés. Este retraso puede sorprender, pero Harry Potter y las Reliquias de la Muerte salió en español 7 meses después de la edición original, dejando pasar unas navidades en las que podía haber batido (más) records de ventas.

Gigamesh, la editorial que publica la saga de George R. R. Martin en nuestro país es bastante pequeña, así que es comprensible que se hayan tomado su tiempo para preparar el libro del que seguramente saquen la mayor parte de sus beneficios de este año. Una traducción bien hecha cuesta lo suyo, y tengo que decir que la Juego de Tronos en español es de lo mejor que he visto (no como la de Harry Potter, por cierto), y es la razón por la que me estoy quedando sin uñas mientras espero a que salga Danza de Dragones.

Sin embargo, me parece que la gente de Gigamesh no cuida tanto otros apartados. Aunque aprovechan internet para publicitar el libro con una página con una cuenta atrás con los días, horas, minutos y segundos que faltan para su salida, ninguno de los libros de Juego de Tronos están disponibles en amazon.es. No sé si por miedo a que sean pirateados, pero puedo dar fe de que en cualquier caso lo están y muy bien, sin los típicos fallos de los programas que transcriben textos automáticamente.

El caso es que me muero de ganas por hincarle el diente a este libro y no me importaría para nada comprarlo cómodamente en amazon.es para que se descargue automáticamente en mi Kindle. La pregunta es: ¿Quieren mi dinero?

Publicado originalmente en https://fregandolosplatos.wordpress.com/ bajo licencia CC BY-NC-SA 3.0