Misfits, 3ª temporada

Ya he terminado de ver la 3ª temporada de Misfits, y la verdad es que el último episodio les ha quedado redondo. Para disfrutarlo hay que haberse visto las anteriores temporadas, pero creo que me hubiese enterado de casi lo mismo si no hubiese visto los siete capítulos que lo preceden. ¿Y eso? Pues porque echando la vista atrás, uno se da cuenta de que en esta temporada han pasado pocas cosas, aunque de primeras pueda parecer lo contrario.

Esta tercera temporada empezó con la duda de cuánto iba a notar la serie la marcha de Nathan (Robert Sheehan), y la respuesta es que poco. Su puesto ha sido cubierto por Rudy (Joe Gilgun), que hace de un personaje parecido pero con guiones más escatológicos. A mí me gusta menos, pero da el contrapunto cómico que hace que la serie mantenga el mismo tono que en las anteriores temporadas. Así que lo que más temía estaba resuelto, lo que no me esperaba era una bajada general en la calidad de los guiones…

Los episodios han sido bastante variados, repasando algunos de los temas más típicos de la ci-fi. Hasta ahí bien, pero me da la sensación que esta variedad de temas ha servido para tapar cierta falta de ideas. Hemos visto menos desarrollo de personajes, una pena, con lo que molaba ese Barry Simon de la anterior temporada. También he echado en falta esos episodios en los que todos usaban sus poderes, es más, a veces parece que los guionistas se olvidan de ese tema…

En resumen, que me ha gustado menos que la 1ª y la 2ª temporada, pero la serie sigue estando bien y os recomiendo que sigáis con ella, porque se cierran tramas muy importantes que quedaron en el aire. Es más, el final es tan redondo, que casi se podría dejar ahí la serie. Pero claro, ¿cómo vas a cancelar una serie que sigue teniendo éxito?

Publicado originalmente en https://fregandolosplatos.wordpress.com/ bajo licencia CC BY-NC-SA 3.0