Google Reader, tu antes molabas

Todo el mundo conoce a Google por su poderoso buscador. Muchos también conocen su email, su servicio de mapas, o Picasa. Bastantes menos han oído hablar del resto de sus productos: Google+, el calendario, Google Docs, los grupos… y del que yo voy a hablar, Google Reader.

Google Reader es un lector de feeds que te permite leer desde un mismo sitio web los blogs, periódicos y demás chorradas que sigues normalmente. Lo ordena todo por fecha, de forma compacta, te dejar marcar tus entradas favoritas, y cuenta con un buscador de estos que tiene Google para encontrar todo lo que quieras.

Pero todo esto es más o menos lo que hace cualquier lector de RSS que hay por ahí. Para mí, lo que realmente hacía especial a Google Reader era que podías compartir cosas con tus amigos, y ver las cosas que ellos compartían contigo. Todo colocadito, sin salir de Reader, para leerlo cuando quisieras.

Y he dicho “hacía” porque Google ha quitado esa funcionalidad de Google Reader hace cosa de un mes. ¿Por qué, eh? ¿Por qué? Para aumentar el tráfico en su poco-exitosa-hasta-el-momento red social Google+. Ahora, si quieres compartir algo desde Google Reader, tus amigos tendrán que verlo en G+. Pero, ¿y si ha pasado un tiempo desde que lo compartiste hasta que ellos se conectan? Pues no lo verán, porque estará en la enésima página de G+. ¿Y si quieren verlo sin salir de G+? Posiblemente tampoco puedan. Y ya de marcas para favoritos, apuntar alguna nota, o leer luego mejor ni hablamos…

La verdad es que G+ es un lugar mucho mejor para comentar, poner opiniones… Pero mucho peor para otras cosas, como ya he explicado antes. Y el caso es que a Google no le habría costado nada poner un botón en Google Reader para compartir en G+, manteniendo todas las funcionalidades, pero el tráfico de una red social es primordial para los anunciantes y hay que aumentarlo como sea.

A pesar de todo esto, los feeds de elementos compartidos y otras cosas que aparentemente han desaparecido siguen ahí, sólo que no se puede acceder a ellos a través de la nueva interfaz de Google Reader, y hay incluso quién ha hecho una extensión para Firefox y Chrome para poder seguir usando estas cosas. Pero si estos feeds van a estar ahí un año o un día más, es un misterio.

Mi esperanza es que Google está conservando esa información porque  G+ va tan mal que se están planteando cerrar el chiringuito y restaurar las funcionalidades de Google Reader. Suena difícil, pero aprovechando que se acercan los reyes…

Publicado originalmente en https://fregandolosplatos.wordpress.com/ bajo licencia CC BY-NC-SA 3.0