Into the Mist

La primera vez que estuve en Londres me llevé una pequeña decepción: ¡no había niebla! La explicación que me dieron es que la famosa niebla londinense es cosa del pasado, de cuando la ciudad -en plena Revolución Industrial- se llenaba de humo procedente de la quema de carbón. Es decir, que no era fog, sino smog.

Sin embargo, como en toda ciudad a las orillas de un río, de vez en cuando hay niebla normal, como esta que vimos desde Greenwich Park. No se disipó en todo el día, y el Sol no tuvo más remedio que hundirse en ella.

Publicado originalmente en https://fregandolosplatos.wordpress.com/ bajo licencia CC BY-NC-SA 3.0

Timelapse de Siete Picos

Como Julián supo adivinar, el regalo que os enseñé ayer era un disparador para una cámara de fotos. En este caso, además, un disparador remoto (que no inalámbrico) programable o intervalómetro.

Este cacharro es básicamente un mando a distancia para cámaras de fotos, que además permite programar el número de disparos que se quieren hacer y el intervalo entre disparo y disparo. Se utiliza por ejemplo para hacer timelapses, vídeos donde parece que el tiempo se acelera ya que se hacen reproduciendo fotos a una velocidad mucho mayor que a la que fueron tomadas.

Para estrenarlo, nada mejor que un paisaje bonito y un cielo con nubes. Siete Picos a la izquierda, La Bola del Mundo a la derecha y Cercedilla descansando entre las montañas. Si queréis verlo en alta definición, cosa que recomiendo porque gana mucho, tenéis que hacerlo directamente en Vimeo.

Siete Picos from fregandolosplatos on Vimeo.

¿Qué os parece? Estoy bastante contento, aunque la cosa habría mejorado si lo hubiese hecho al tardecer o si el viento no hubiera movido un par de veces la cámara. Por cierto, para juntar las fotos seguí este tutorial, y la verdad es que me sorprendió lo fácil que es. Si alguno os animáis a hacer un timelapse os recomiendo hacerlo así también.

Publicado originalmente en https://fregandolosplatos.wordpress.com/ bajo licencia CC BY-NC-SA 3.0