Sex On The Beach

Este sábado rant4ranter celebraba su cumpleaños y aproveché la excusa para hacer un cóctel nuevo. El elegido, siguiendo las sugerencias de la homenajeada, fue un cóctel que había visto en muchos sitios pero nunca había probado: sex on the beach.

Pensaba que sería una guarrería con un montón de ingredientes y un nombre molón, pero viendo las recetas la cosa no tenía mala pinta. De todas formas, simplifiqué un poco porque no quería comprar una botella de licor de melocotón y total… con un poco más de vodka y zumo de melocotón tampoco se iba a notar mucho la diferencia. Así quedó la cosa:

– 1 parte de vodka
– 1 parte de zumo de naranja
– 1 parte de zumo de melocotón
– 1 parte de zumo de arándanos rojos

300

Como véis tiene más o menos el mismo alcohol que un cubata tradicional, pero con zumos en lugar de fanta o coca-cola. Entre eso y que es dulce pero no demasiado, es el típico cóctel que puede gustar a todo el mundo.

Para hacerlo, metemos todos los ingredientes con hielo en una coctelera y agitamos hasta que notamos que la coctelera está fría. Entonces, simplemente vertemos el contenido en un vaso con hielos. Fue una pena que no tuviese una mini-sombrilla a mano:

No puede ser más fácil, y además no creo que la coctelera sea imprescindible. Se puede meter los ingredientes en el frigorífico y así la mezcla estará suficientemente fría como para que no se agüe. Además, como los ingredientes son baratos y fáciles de encontrar, me parece que puede ser el cóctel perfecto para hacer en una barbacoa. Y si alguien no puede beber por alguna razón, siempre se puede quitar el vozka y tendréis un “safe sex on the beach” 😛

Publicado originalmente en https://fregandolosplatos.wordpress.com/ bajo licencia CC BY-NC-SA 3.0

Anuncios

Ginmopolitan

Este pasado fin de semana un amigo me echó la bronca por no haber puesto nada en el blog sobre cócteles. Siguiendo su sabio consejo, y aprovechando que ya tenía una receta escrita, voy a contaros cómo estrené la coctelera que hace poco me regalaron mis amigos. Me temo que alguno ya conocéis la receta, así que en ese caso podéis jugar a encontrar las diferencias :p

La primera duda que le asalta a uno cuando le regalan una cóctelera es: “¿Con qué cóctel la estreno?”. Puede parecer una pregunta sencilla, pero no lo es. De la elección dependerá qué ingredientes compres, que no serán baratos y además darán para hacer ése mismo cóctel muuuchas veces, así que ya puede estar bueno. Sin embargo, gracias a Sexo en Nueva York y su revival por culpa del canal divinity (que es como teledeporte, pero para chicas), catsandroids empezó a hacer lobby para que preparase un cosmopolitan, así que parecía que la eleción ya estaba hecha.

Con el objetivo claro, ya sólo faltaba comprar los ingredientes, aunque como no me apetecía tener una botella de vodka muerta de risa, decidí sustituirlo con la ginebra que tenía en casa. No sé si Carrie Bradshaw lo aprobaría, pero leí por ahí que también estaba bueno. Acababa de nacer el nuevo cóctel de moda:

¡¡El Ginmopolitan!!

Ingredientes para dos personas:
– 2 partes (90 ml) de ginebra.
– 1 parte (45 ml) de triple seco.
– 3 partes (135 ml) de zumo de arándanos.
– Zumo de 1 lima.
– Cáscara de naranja mandarina para decorar.

La cáscara de mandarina dio su guerra, intentando llenarme de ácido. El caso es que daba bastante sabor y, por supuesto, un toque de elegancia.

Con los ingredientes listos, había que preparar los utensilios adecuados:
– Coctelera.
– Vasos de cóctel.
– Vaso medidor, que puede parecer una tontería, pero es muy útil.
– Acanalador de cítricos, para cortar la cáscara de la mandarina. También puede parecer una tontería, y en este caso, lo es. Pero lo regalaban con la ginebra, y aquí se aprovecha todo.

Con todo a punto, ya sólo quedaba preparar el cóctel propiamente dicho. Para esto, se ponen todos los ingredientes en la coctelera, se añade el hielo y se agita fuerte hasta que se empieza cubrir de gotitas de agua por condensación. Entonces se cuela la mezcla en los vasos y se decora con la cáscara de mandarina.

¡Y a disfrutar!

Y recordad, fregandolosplatos recomienda un consumo responsable, especialmente si no tenéis lavavajillas y luego tenéis que fregar vosotros los cacharros 😉

Publicado originalmente en https://fregandolosplatos.wordpress.com/ bajo licencia CC BY-NC-SA 3.0