¡Existe!

Sala espera de un hospital. Se asoma por la puerta el doctor, y presto atención por si dice mi nombre. Veo que cuando mira el papel que va a leer se le dibuja en la cara una sonrisa de medio lado, como si fuese a contar un chiste. Toma aire, y dice:

– ¿Benito Camela?

Un hombre de mediana edad se levanta con su mujer y se meten en la consulta. Nadie se ríe. Yo recorro las caras de la gente y parece que nadie se ha dado cuenta. ¿Ha pasado de verdad? ¿O me he equivocado de médico y tendría que estar en el psiquiatra?

PD: Puede que dijese “Lamela” en lugar de “Camela”, pero da igual. Es como “Peter File” y “pedophille”, suenan prácticamente igual.

Publicado originalmente en https://fregandolosplatos.wordpress.com/ bajo licencia CC BY-NC-SA 3.0

Anuncios

Una cuestión de estilo

Hace poco me comentaron que qué era eso de llevar el reloj en la muñeca izquierda, que los tíos molones lo llevaban en la derecha. Afortunadamente, pude probar que no era así.

Discusión zanjada

Publicado originalmente en https://fregandolosplatos.wordpress.com/ bajo licencia CC BY-NC-SA 3.0